martes, 26 de julio de 2011

Justin Bieber=Never Say Never

El hecho de que en poco tiempo el nombre de un pequeño niño de Canadá sea tan conocido es, sin duda, un verdadero acontecimiento. Y es que Justin Bieber, el niño ahora adolescente, es uno de los cantantes más famosos del globo. Es cierto, mucha gente lo detesta, así como otros lo adoran realmente. Yo era una belieber. Mejor dicho, soy una Belieber. Sin embargo, hay una gran diferencia entre ser Belieber que ser una fan de Justin Bieber.
Oí hablar de Justin por primera vez hace dos años, estaba en el colegio y una amiga estaba más que obsesionada por él. Aún sin conocerlo lo detesté, pensaba que era un cantante pop más hecho de plástico (frase sacada de la primera película de Camp Rock xD). Y la primera vez que vi "One Time" no crean que me impresionó. Al contrario, ni siquiera le presté atención. Y ya me había olvidado de su nombre cuando lo volví a escuchar.

Esta vez fue diferente, ya que entré a una página y justamente, en ese preciso instante, estaba sonando una de sus canciones. Me gustó, debo de admitirlo, y al ver el video tuve que admitir que Justin cantaba bien. Pero solo había sido una canción, cosa de nada, no?

La canción se llamaba "One less Lonely Girl", y desde ahí, cambió mi vida.

No estoy exagerando, créanme, porque sino no estaría aquí contando mi historia. Esta no es la típica historia de una fan que dice:" lo vi, escuché su canción, y simplemente....me enamoré" Esta es una historia con razones fuertes por las cuales me enamoré de él.
Pero desde ahí la Bieber Fever me atrapó y quedé enferma de por vida. Y ahora que veo su película (luego de años de haberse estrenado :P) fue imposible que no soltara algunas lágrimas. ¿
El por qué?
Porque gracias a él entré a su club de fans, gracias a sus canciones pude levantarme cada vez más seguido con una sonrisa en el rostro, gracias a su sentido del humor pude atreverme a hacer cosas que no me había atrevido desde hace tiempo, gracias a su historia me di cuenta de que yo podía ser lo que quisiera ser si me lo proponía...gracias a él conocí a una de mis mejores amigas, y ahora, viendo hacia atrás, no me arrepiento de nada.

Porque desde la primera vez que escuché su nombre supe que sería importante en mi vida, a pesar de que no me haya agradado al principio.

Saben? Soy belieber a pesar de que la mayoría de mis amigos lo detestan, a pesar de que escucho que lo insultan todos los días, a pesar de que ha habido conciertos en los que ha desafinado, eso no me interesa. Justin me ayudó demasiado, y a pesar que ya no esté obsesionada con él, seguiré cantando sus canciones y escuchando su música.

Esa es la gran diferencia entre una Belieber y solo una fan de Justin Bieber. A las beliebers Justin nos cambia la vida, pero para las fans Justin es sólo un gusto pasajero que desaparecerá en unos meses.

Yazmiin :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario