martes, 2 de agosto de 2011

:)

Hay momentos en la vida que no se olvidan, aunque uno quiera. Y es precisamente esos momentos, esos recuerdos, los que más dañan. Al menos yo estoy segura que recordaré esos abrazos de mi mejor amigo, que siempre me ayudó en absolutamente todo y el cual al final me sacaba una sonrisa. Recordaré más los momentos en los que me sentí sola y él estuvo a mi lado que cuando gané un premio en la escuela. O no se borrará de mi mente cuando tenía miedo de cantar frente a toda la escuela y mi mejor amiga fue la única que me dió palabras de aliento para poder pararme en medio de todas esas personas y cantar.
Quizás esté mal, tal vez deba recordar más los momentos de alegría que de tristeza, pero al menos, en mi caso, estimo más a las personas que estuvieron conmigo cuando más los necesitaba que los que me acompañaron en mis alegrías.


Yazmiin :)

1 comentario:

  1. q bonitoo y cierto a la vez *O* muy profundo chica..muy profundoo ;) un besitoo wapisiimaaa!!!

    ResponderEliminar